El DNI

El Documento Nacional de Identidad (DNI) es el documento principal identidad de los ciudadanos argentinos, así como de los extranjeros que sean residentes tanto temporales como permanentes.

El documento debe emitirse por primera vez (para los ciudadanos naturales) cuando nace la persona y debe actualizarse conforme crece. Es el documento más aceptado en Argentina al momento de validar la identificación y es requerida para votar. El Registro Nacional de las Personas (RENAPER) es encargado de emitir el documento de identificación, de no ser emitido por este órgano no será aceptado como válido.

La cara frontal del DNI presenta el nombre de la persona, el sexo, su nacionalidad, la fecha de nacimiento, la fecha de emisión, fecha de expiración y el número de transacción junto al número de DNI y la firma del portador; todo en español e inglés.

Del reverso de cualquier tarjeta de identificación se puede encontrar la lista de países donde este documento tiene validez: Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú.

Antes de establecer como documento único y válido el DNI las mujeres argentinas solían portar la Libreta cívica y los hombres la Libreta de enrolamiento. Durante años el documento se emitió como una libreta verde de tamaño pequeño. En el 2009 el DNI fue renovado y también digitalizado; se publicaron folletos (esta vez de color azul) con la tarjeta de identidad.

A partir del 2012 el DNI se emite únicamente en formato de tarjeta y se requiere la nueva tarjeta de DNI para acceder al nuevo pasaporte biométrico en Argentina.

Tanto ciudadanos argentinos naturales como extranjeros que residan en el país deberán contar con el documento actualizado para cualquier tipo de trámite que requiera validación de la identificación. Se aconseja además portar el documento en todo momento para evitarse molestias y prevenir malos entendidos o problemas con la ley.